Andrés García reveló que a sus 80 años ya siente que no le queda mucho tiempo de vida, por lo que ha decidido vender sus propiedades, sin mencionar que les dejará herencia a sus hijos. El actor dijo a ‘Ventaneando’ que sus hijos no necesitan que les deje nada: “Andresito tiene su vida hecha en Miami, no viene a México. Leonardo tiene sus departamentos y sus propiedades, no necesita que yo le de nada, al contrario, le cuesta trabajo cuidar las propiedades que ya tiene”. “Me queda El Castillo, El Bosque, me queda esta (su casa de Acapulco) son tres o cuatro propiedades grandes”, comentó el veterano actor, quien también dijo que la finca que tiene en el Ajusco ya tiene un posible comprador, con quien hizo un contrato de compra-venta, que consiste en que si en tres años él todavía vive, la desaloja. Sin embargo Andres no mencionó para nada a su hija Andrea, no se sabe si en vida le dejó algo o simplemente no la tomó en cuenta para dejarle nada de herencia.