Lorena Herrera reveló el daño que le produjo un tratamiento estético al que recurrió para dar más volumen a sus labios, inyectándole una sustancia altamente tóxica. La actriz y cantante platicó en ‘Ventaneando’ que entre 2002 y 2004 le inyectaron supuestamente botox, pero en realidad era un polímero, sustancia altamente tóxica que produce severos daños en los tejidos, hasta el punto de poder poner en peligro la vida, como le ocurrió a Alejandra Guzmán. “Al principio pensé que era un granito, lo oprimía y no salía nada, y yo decía: ‘esto no es un granito’, y luego empieza a migrar el granito hacia abajo, es el cuento de nunca acabar”, dijo Lorena, quien recomienda que cuando la gente decida someterse a un tratamiento, se aseguren de que sea un profesional certificado para que no se ponga en riesgo la salud.