Salma Hayek ya se había ganado a miles de personas al confesar la historia de su primer beso y las hormigas que le estaban comiendo la cara por haberse untado miel. Ahora la veracruzana volvió a conquistar internet. En esta ocasión la actriz reveló uno de los mayores de anhelos de juventud, pues deseaba tener los pechos más grandes. En un video que compartió a través de su cuenta de Instagram aseguró que como Dios hace milagros, no dudó en ir a la iglesia a pedirle una “ayudita”, ocasionando la risa de los presentadores del programa en donde se encontraba. “Era la más pequeña de clase, todas las chicas estaban empezando a tener bubis y yo no tenía nada. Estaba muy asustada. Me molestaba mucho porque todo el mundo era mayor y yo era una chica delgada y poco femenina. Así que iba a una iglesia que tenía un santo que se suponía que hacía milagros. Mojaba mis manos en el agua bendita y rezaba: ‘Por favor Jesús, haz que me crezcan las bubis’”, explicó. Hay que destacar que Salma Hayek tiene uno de los mejores cuerpos del espectáculo, el cual presume en sexys bikinis en sus redes sociales.