Luego de que Marjorie de Sousa expresara que los medios le debían una disculpa tras señalarla como la tercera en discordia en el matrimonio de Gabriel Soto y Geraldine Bazán ahora que se ha ventilado el romance del actor con Irina Baeva, el ex portero de la venezolana la contradice, y afirma que la artista sí sostuvo una relación con Soto mientras estaba de romance formal con Gil. El señor Gaudencio Bolaños Muñoz, portero del edificio donde vivían Marjorie y Julián Gil, reveló que De Sousa y Gabriel se veían a escondidas en su departamento mientras Julián no estaba en su casa. “Se le veía bien entusiasmado, pero hubo cosas que la verdad ya no me latían, porque le llegué a tener mucho cariño al señor Gil, ya que me trataba súper bien, y por eso quiero decir lo que yo vi. Que cuando él no venía y la mamá de Marjorie no estaba, llegaba Gabriel Soto a visitarla”, contó el señor Gaudencio. Sobre lo que hacía Gabriel en el lugar, Bolaños Muñoz relató: “Marjorie bajaba a recibirlo al estacionamiento, es un lugar privado. Ella sólo avisaba que él llegaría. Bajaba arreglada, lo recibía; él se estacionaba en el lugar de ella y sólo le decíamos que no podía haber dos coches ahí; él contestaba que no tardaba y a veces se quedaban unas horas y se iban en la camioneta de la señora”. Cabe recordar que Marjorie y Gabriel fueron captados por la misma publicación en una actitud muy cercana durante una de las giras de la obra ‘Por qué los hombres aman a las cabronas’, imágenes que desataron las especulaciones sobre una relación sentimental, pero que ellos siempre negaron debido a que ella tenía un romance con Julián Gil y él estaba casado con Geraldine Bazán.