Luego de que una publicación semanal asegurara que Pepe Aguilar fue internado en una clínica de rehabilitación debido a una supuesta depresión relacionada con los asuntos legales de su hijo, el cantante responde así:
‘Yo ya juré no volver a tomar y después de un rato juré no volver a jurar no volver a tomar’, dijo entre risas en relación a una supuesta desintoxicación.
‘Es una cosa muy seria, la verdad hay gente que sí tiene problemas, pero bendito Dios yo no y no les voy a dar gusto a güeyes que son mentirosos. No es cierto, no he estado en una clínica de rehabilitación, a lo mejor me hace falta para que me aliviane la choya, pero no: estaba en un curso de meditación, güeyes, era una mentira tremenda y la verdad a mí me valen sus mentiras pero hay gente que sí les afecta’, expresó.
Pepe Aguilar sabe que este tipo de difamaciones pueden ser materia de un procedimiento legal, pero prefiere mandar este mensaje a la prensa amarillista:
‘Aguas porque perfectamente los pude haber demandado y perfectamente les pude haber ganado un dineral y un quemón que no se la acaban, pero no vale la pena. Vivan su vida, para todos sale el sol, que Dios los bendiga, pero hagan buen periodismo, no sean argüenderos. No saben el alacrán que se acaban de echar al lomo, aprovecho para desmentir esta situación, que no lo había hecho antes porque no me voy a poner a desmentir las tarugadas que dicen de repente. Imagínate, me la pasaría todo el tiempo dándole importancia a las mentiras y a las tonterías’, finalize.