Pablo Montero se quejó al recibir empujones y jaloneos por elementos del equipo de seguridad de Omar Fayad, gobernador de Hidalgo y esposo de Victoria Ruffo, durante un concierto en Pachuca. De acuerdo a un programa de Espectáculos, Pablo compartió camerino con Fayad, sin embargo se dio el encontronazo cuando los elementos le negaron el acceso al lugar. “A mí no me empuja nadie arriba del escenario estoy muy enojado”, dijo el intérprete de “Gata salvaje” a la prensa. Diferentes medios de comunicación aseguraron que el problema se originó por un error en la asignación de camerinos. Montero deslindó al gobernador al expresar: “yo a él (Omar Fayad) lo quiero mucho y a Victoria (Ruffo), mucho, pero no sé por qué se pusieron así la gente de seguridad. A mí no me va a aventar nadie”. El también actor prefirió no hacer grande esta situación. “Venimos a trabajar y a celebrar nuestra independencia, esto es lo que se queda, a mí no me importa nada, pero que se comporte un poco el señor que me empujó”, finalizó.