Tal y como lo comentó al anunciar su divorcio la tarde del miércoles, a Pablo Montero se le seguirá viendo junto a su ex esposa Carolina Van Wielink. Según fuentes cercanas a la ex pareja, el cantante lleva una excelente relación con la madre de sus hijas Carolina de 6 años y Daniela de 4, quienes continúan acompañándolo a sus presentaciones. Además, la fuente reveló que los dedicados padres continúan viviendo juntos.“Ellos se divorciaron hace dos años, pero decidieron seguir viviendo juntos por el bien de las niñas”, aseguró la fuente. “Se llevan de maravilla, incluso mucho mejor de cuando tenían el papel de matrimonio firmado. Tienen una muy buena relación”.De acuerdo a la fuente, el cantante ya no vive en Ciudad de México debido a que construyó una casa en Cancún donde pudieran vivir en armonía los cuatro juntos. La fuente también reveló que este fin de semana Montero viajará a Washington, D.C. en compañía de Van Wielink y sus hijas, donde se presentará en concierto, para luego trasladarse a la Florida y llevar a sus hijas a Disneylandia, donde pasarán varios días en compañía también de la mamá del cantante. Esta semana, Montero visitó Honduras por cuestiones de trabajo y estuvo acompañado por su ex en todo momento, confirmando lo que había asegurado en su comunicado de divorcio: “Nos verán juntos disfrutando de momentos en familia y durante mi trabajo, al que muchas veces ellas me acompañan”.