La madre de Rubí Ibarra, la quinceañera más famosa de México, cuenta cómo llegaron a quedar casi en la ruina por culpa de un mánager.
La señora Ana Elda dijo a Univisión Entretenimiento: “Estaba desesperada de ver a mi hija así, de que todo lo que construimos de un día para otro, casi nos quedamos sin nada: sin casa, ni seguidores en las redes, ni material, ni nadie que pudiera ayudarnos. Nosotros qué íbamos a saber de mánagers, sólo queríamos que mi hija fuera feliz y que cumpliera su sueño de ser cantante, porque lo hace muy bien”.
La familia de Rubí, señala como el responsable de su quiebra al señor Rubén Rojas, su ex representante y quien manejara sus finanzas. También por recomendación de él, todos se mudaron a la Ciudad de México, dejando su natal San Luis Potosí, y luego la familia se mudó a Monterrey, Nuevo León. “No le hemos pasado bien, hemos gastado mucho dinero y ya  no vemos de dónde”, dijo la señora Elda. Rubí abrió nuevas cuentas en redes sociales y sus padres están haciendo todo lo posible por recuperar su material discográfico que Rojas les robó.