Luis Miguel canceló su presentación en el puerto de Acapulco a tan solo 30 minutos de haber comenzado, provocando el desagrado del público, quienes comenzaron a gritarle, chiflarle y abuchearlo.
El equipo de producción del cantante detalló que se suspendía el concierto en la Expo Mundo Imperial por problemas técnicos de sonido, debido a que ‘El Sol’ deseaba darles un espectáculo de primera.
“Luis Miguel solo quiere dar la mejor experiencia a todos los asistentes y esta misma semana se repondrá el concierto. Luis Miguel les agradece su paciencia y entrega”, se escucha decir a uno de los organizadores en un video que subió en Instagram uno de los diez mil asistentes.
A través de un comunicado, el equipo de relaciones públicas del intérprete de ‘La fiesta del mariachi’ y OCESA ofrecieron una disculpa por lo acontecido y confirmaron los motivos de la suspensión del show, destacando que se realizará ayer 26 de marzo a las 21 horas en el mismo inmueble.
En el documento precisan que los boletos seguirán siendo válidos para la nueva fecha y afirman que todo quedó solucionado. Los fieles admiradores de Luis Miguel mostraron su indignación tanto en el lugar como en redes sociales, donde indicaron que el cantante salió una hora tarde y que en varias ocasiones mostró su molestia por las fallas de audio, las cuales provocaron se retirara del escenario.