La ex Miss Universo apareció a cuadro junto a Galilea Montijo y el coach Diego Di Marco, siendo este útlimo quien no dudó en señalar su sobrepeso, además de indicarle que tenía cuerpo de pera. “Perdón lo que voy a decir, yo no la voy a ofender, yo te veo con unos kilitos de más”, dijo Diego Di Marco. Inmediatamente, Montijo salió en defensa de Alicia y le preguntó su talla. Machado dijo que entre los 6 y 8, respuesta que Galilea aplaudió diciendo que para ella no estaba mal de peso. “Yo he visto a Alicia hace 5 o 6 años mucho más delgada, sobre todo porque ella tiene cuerpo de pera, o sea si ella engorda, lo que engorda es la cintura, entonces hay que mantener la cintura”, replicó el fitness coach. Y continuó: “Está buenona, está muy buena, pero yo la veo inflamada, entonces… Ayer te vi y dije: ‘Alicia subió de peso’, pero ve, hay hipocresía en las mujeres porque las mujeres de repente piensan y dicen: ‘mira ella está llenita’, pero no lo dicen”. Para finalizar su intervención, la venezolana se autocalificó como fat (gorda), momento en que Di Marco le dijo que la ayudaría bajar de peso y a pesar de que Galilea le comentó que estaba “buenísima”, Alicia indicó que estaba acostumbrada a que le dijeran gorda y se llevó la mano al rostro al parecer para limpiarse las lágrimas.