Como los buenos vinos, mientras más pasa el tiempo Geraldine Bazán luce mejor. La actriz de 35 años ha seguido adelante con su vida tras el divorcio de Gabriel Soto y su cuerpazo es la prueba más contundente de que todo va viento en popa. La actriz de Falsa Identidad se dejó ver con sus hijas en una hermosa playa del Caribe mexicano luciendo un minibikini de infarto. “Las cosas más sencillas,son las mas hermosas”, escribió Geraldine en una publicación que en pocas horas ganó miles de “Me Gusta”. Además de piropos y picantes comentarios, uno de los aspectos más señalados por los seguidores de Geraldine fue su esculpida figura cuyos abdominales parecen irreales. “¡Qué cuerpazo, tienes qué decir cómo has logrado eso!”, le pidió uno de sus 2.7 millones de seguidores en la popular red social. Geraldine siempre ha sido una mujer muy sexy, pero de un tiempo a la fecha está incontenible. Durante su asistencia a un evento en Miami de una publicación, se lució con unas discretas pero candentes transparencias que tampoco pasaron desapercibidas.