Luego de que Eduardo Yáñez denunciara a las personas que cuidaban a su madre por maltrato, ahora el actor ha dado a conocer que estas personas robaron pinturas, fotografías y otros objetos de su familia para venderlos a diversos medios de comunicación.
Yáñez confesó su molestia contra los señores Montserrat Casas y Alejandro Guillén, quienes asistían a Doña María Eugenia Luévano, de 82 años, hasta hace algunos meses.
“¿Cómo la ley permite este tipo de delincuencia? ¿De abuso de la tercera edad? Y siguen en la calle y ahora no solo la maltrataron, sino que venden sus cosas a revistas, a quien quiera comprar lo que sea, hasta cuando la ley seguirá permitiendo esto”, expresó Eduardo durante la entrevista que brindó a un diario mexicano.
“Y así como mi mamá, ¿cuántas señoras de la tercera edad sufrirán los mismos abusos y maltratos de la gente que las cuida? ¿Y cuando llegan sus familiares a visitarlas, esas personas nada más las arreglan y mienten de que las tratan bien? No solo es por mi mamá, sino por todos las personas de esa edad”, agregó.
Cabe destacar que el histrión demandó a Montserrat y Alejandro por despojo de la propiedad en donde vivía Doña María Eugenia, además maltrato y abuso de confianza, circunstancia por la que pide justicia en la batalla legal que entabló contra ellos.