El cantante demandó a su ex porque se niega a que su hija Ella participe de campañas publicitarias. David Bisbal y su ex Elena Tablada se vieron las caras en un juzgado de Madrid, tras la demanda presentada por el cantante, quien se niega a que la imagen de su hija sea expuesta y utilizada con fines lucrativos. Bisbal estaba muy molesto porque la madre de su hija Ella estaba aprovechando la imagen de la niña de 9 años, para promover marcas de diseños de ropa, algo que molestó mucho al cantante, quien quiere tener alejada a la menor de las actividades profesionales de sus padres, y no explotar su imagen. Elena por su parte también ha acusado a Rossana Zanetti, actual esposa de Bisbal, de exponer a su hija en redes sociales, cuando la niña está conviviendo con ellos. Tablada llegó al juzgado de la mano de su marido Javier Hungría, muy seria a la cita a comparecer, mientras que Bisbal llegó solo, con muy buena cara, sonriendo a todo el mundo. Y es que el cantante está feliz con el reciente nacimiento de su hijo Matteo, el primero con la venezolana Rossana Zanetti.