Alejandro Fernández estaba realizando uno de sus famosos palenques cuando de la nada un hombre saltó al escenario y rozó su espalda. El hijo de Alejandro Fernández reaccionó alejándose de él, en primera instancia. Fue ahí cuando los alejaron al fan. El cantante al ver el interés del fanático, y que posiblemente no representaba ninguna amenaza hacía su persona, se acercó a éste y le permitió que lo abrazara. Este le dedicó varias palabras al cantante en su oído, a quien después de una larga conversación privada, permitida por su abrazo, se separó de él con una sonrisa; le estrechó la mano y le entregó sus rosas. De momento se desconocen las palabras que el fan pudo dedicarle al “Potrillo”, pero es evidente tanto éste como Alejandro se alejaron con una gran sonrisa en el rostro. El público presente quedó fascinado con la reacción del artista, quien suele ser muy entregado a sus fans, en todo momento.

https://www.instagram.com/p/B2N6kEmgYjp/?utm_source=ig_web_copy_link